Mostrando entradas con la etiqueta halloween. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta halloween. Mostrar todas las entradas

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Galletas tablero de ajedrez



No sé qué fiebre me ha dado con las galletas, pero estoy que no paro... aunque la culpa también es de que no duran nada. Es un visto y no visto.
Hace tiempo que tenía ganas de hacer las de tablero de ajedrez, me resultaban muy agradables a la vista, con mantequilla y con chocolate, me relamía solamente de pensarlo... además me hacía gracia poder estrenar un molde para chocolate con las piezas de ajedrez. 
Tenía la receta en varios  libros, pero finalmente me decidí por la que aparece en una recopilación de recetas de Hannah Miles, porque no lleva huevo y así mi Sonia,  podría animarse!.


Ingredientes:  115 gr de mantequilla en pomada, 55 gr de azúcar blanquilla, 175 gr de harina, 4 cucharadas de cacao en polvo y 1 cucharada de leche.

Elaboración:  batir en un recipiente con una batidora eléctrica la mantequilla junto con el azúcar, hasta que la mezcla quede ligera y cremosa. Añadir la harina y amasar hasta conseguir una textura homogénea.
Dividir la masa por la mitad y a una de ellas añadir el cacao en polvo y la cucharada de leche. Amasar con las manos.
Espolvorear harina en una superficie de trabajo limpia. Dividir la mitad de masa reservada y la mitad de masa de cacao en dos partes. Enrollar cada una de las cuatro partes formadas en cilindros iguales de aproximadamente 2 cm de grosor y 15 cm de longitud.
Colocar un cilindro de masa normal al lado de otro cilindro de masa de cacao. Repetir la operación con los otros dos cilindros, colocándolos de forma inversa encima de los anteriores para conseguir el efecto de tablero de ajedrez. Presionar firmemente la masa con las manos. Envolver en film transparente y meter en el frigorífico 1 hora.
Precalentar el horno a 180º. Colocar papel sulfurizado o untar con mantequilla, dos placas de horno de 30 cm. Cortar la masa en 15 rebanadas y colocar sobre las placas. Hornear entre 12-15 minutos.Cuando estén ligeramente doradas sacar del horno, dejarlas reposar unos minutos y colocar ayudándose de una espátula sobre una rejilla hasta que se enfríen.



Un poquito de la fiesta de Halloween para niños, aunque llegue a toro pasado. Esas galletitas de mantequilla en forma de hueso les escantaron. Están rellenas de chocolate con nata mezclado con cereales de arroz de chocolate. Les pirró el efecto crujido.


Las galletitas esqueleto con glasa y las velas momia con ojos, también fueron un éxito. No sé exactamente de quién ha sido la idea original. Están por todas partes, imposible!!


Este año, no podía repetir ni salchis, ni pizza... así que hamburguesa, otra idea que encontré de lo más sencilla y que me vino estupendamente, solamente con darle forma al queso de calabaza.
Cuántas gracias hay que dar a tanta generosa que comparte sus ideas y nos facilita el día a día!


Y la tarta Boo, mira qué fácil! Un monstruo raro y de chocolate y todos tan contentos!
Y qué bien lo pasamos! 



He visto cómo van llegando algunos de vuestros AIG, felicidades! Este año me da penita pues con tanta inactividad no he podido apuntarme! Otra vez será!

Besooos




domingo, 4 de noviembre de 2012

Halloween 2012

Halloween! Bendita o maldita fiesta, según se mire. Por aquí se celebra el Samaín, pero poco a poco, algun@s nos dejamos llevar por costumbres de otros lugares. He optado por hacer un popurrí. Ay, se me viera mi abuela! Con lo que disfrutaban entonces haciendo trastadas a los vecinos esa noche. Mejor no dejar ropa tendida si no querías tener que ir a recogerla a la iglesia a la mañana siguiente, verguenzas incluídas!
A mis abuelos un año les trasladaron el portón de hierro forjado, grande-grande, yo no sé cómo lo hicieron, que hablen con los que hicieron las pirámides... eso o con Iker Jiménez, porque yo no me lo explico...

En principio esta tarta presagiaba "cabreo" porque cuando en casa de mis padres hice el despliegue para su elaboración, descubrí que me había olvidado unas cuantas cosas, pero finalmente pasé un rato divertido y me di cuenta que no hay nada para la supervivencia como la imaginación y que todos los útiles que tengo, son eso, útiles, que me hacen la vida más fácil, pero que se pueden sustituír.


 Bizcochos de vainilla rellenos de crema de vainilla  con cobertura de chocolate y fondant.


Unos cupcakes choco terroríficos, pero sobretodo muy chocos.


Y la gracia de estas mandarinas pintadas, idea fácil y que me pareció original y divertida. A los niños también, pues a pesar del festival de chuches y chocolate que allí había, se las comieron con mucho gusto y alguno además se las llevó para casa.


Yo disfruté como una enana porque verlos a ellos disfrutar y reír sin parar (de miedo nada de nada) me hizo pasar un momento muy agradable. Fotos, bufff! No sé cuántas ni quiero saber!
Feliz semana a tod@s!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...